El verano lo tenemos ya a la vuelta de la esquina y empiezan a aparecer las dudas de si estamos o no conformes con nuestra figura para ponernos el bañador y el biquini. Eso es importante, pero es fundamental saber si hemos hecho bien los deberes con nuestra alimentación para afrontar los meses de calor que vienen por delante. 

Perder peso comiendo sano y variado es una combinación posible y, sobre todo, aconsejable. Como aliados de estos objetivos está la carne de ave: el pollo, el pavo y la codorniz son las carnes que tienen menos grasas y más proteínas, por lo que nos aportarán los nutrientes necesarios sin que engordemos. Comer bien y tener una figura esbelta no está reñido.

Además, sabemos que no quieres dedicar mucho tiempo en la cocina porque es una época para compartir las vacaciones con la familia y los más pequeños de la casa. ¿Qué mejor forma de empezar el día que con pavo? Pero no te pedimos que lo rellenes como el de Navidad o Acción de Gracias sino mucho más sencillo: fiambre de pavo casero al horno. 

Puedes hacerla para el desayuno de varios días y también puede solucionarte una cena. Es muy fácil y te llevará menos de una hora. 

  • Coge dos pechugas de pollo, dos cucharadas de aceite de oliva, sal ahumada y las especias que prefieras. Le va muy bien la cúrcuma y la pimienta y si te gusta, el ajo en polvo. 
  • En una bandeja de horno, pon el pavo, frótalo con las especias por todas partes y échale aceite. Hornea durante 45 minutos a 180 grados y cuando se enfríe, hazlo lonchas. 

Puede ser un gran desayuno sobre una tostada o acompañado de verduras de temporada para una cena saludable que gustará a todos los miembros de la familia. 

La hora de comer es muy fácil de resolver y podrás comerla en casa, en la playa o haciendo un picnic en un parque ahora que viene el buen tiempo: una ensalada con dados de pollo. 

Elige la lechuga que más te guste: iceberg, hoja de roble, puedes optar por el kale o las espinacas frescas. Añádele pimiento rojo en cuadraditos, tomate, maíz, zanahoria rallada, remolacha y dos mulos de pollo que habrás cocinado previamente al horno y cortado en tiras.

Sazona con sal, pimienta, aceite y vinagre. Una receta saludable que podrás comer en cualquier sitio y que si eres de los que prefieren tomar algunos hidratos puedes personalizar. Cambia la lechuga por arroz o pasta cocida y el resultado será el mismo. 


No olvides que las carnes blancas de pavo, pollo y codorniz son versátiles y puedes hacer numerosos platos que te ayuden a cumplir con tus objetivos de salud y sabor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.