Entradas

Madrid, 01 de julio de 2022.- Tras la celebración de la II Asamblea General de Asociados de la Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola (Avianza), el pasado martes 28 de junio de 2022, queremos trasladar a la opinión pública algunas de las principales conclusiones alcanzadas, tras un análisis profundo de la situación actual por la que está atravesando nuestro sector, así como de los graves y acuciantes problemas que le atañen. Avianza representa a la práctica totalidad de las empresas del sector avícola, un 90% aproximadamente.

En primer lugar, queremos señalar que no compartimos los mensajes que han aparecido en los últimos días en algunos medios de comunicación sobre un posible desabastecimiento de carne avícola para los consumidores. Si bien respetamos la opinión de los diferentes actores del sector, y aun siendo los primeros en constatar que existen graves problemas que nos afectan, creemos que en estos momentos no se puede trasladar a la opinión pública noticias alarmistas que, además, pueden acarrear mayores problemas.

Somos conscientes de que todos los sectores productivos de nuestro país, también a nivel mundial, estamos sufriendo los inasumibles incrementos de los costes energéticos actuales, pero a ello debe añadirse en el caso específico del sector cárnico-avícola, la fortísima escalada de las materias primas, trigo, cebada, maíz, soja…que venimos padeciendo desde finales del año 2020.

Solo unos datos: siendo el coste de la alimentación aproximadamente el 70% del total de los costes de producción del sector avícola, el precio de las materias primas para la formulación de pienso se ha incrementado en un 100% en el último año y medio, un 50% desde que comenzó la guerra entre Ucrania y Rusia a finales del pasado mes de febrero, con el agravante de que ambos países producen el 30% de toda la producción cerealística mundial.

Y este incremento de costes tan brutal apenas ha podido ser repercutido a nuestros principales clientes, especialmente el canal de Distribución (grandes superficies), el cual  representa el 80% de todas las ventas de nuestro sector, teniendo que asumir el resto de la carestía las propias empresas avícolas.

Consideramos que es bueno para todos los operadores económicos del sector avícola-cárnico que se respete la Ley de la Cadena Alimentaria, en todas las fases del proceso productivo, en el que no solo están las empresas procesadoras de la carne avícola, sino también, como no, todos nuestros granjeros integrados y, por supuesto, quienes ponen nuestros productos a disposición de los consumidores finales, tanto la Gran Distribución, como el Canal Horeca o los operadores en mercados más tradicionales.

De lo contrario, las empresas representadas en AVIANZA seguirán sufriendo pérdidas importantes que podrían condicionar su propia viabilidad. Y en este punto, insistimos, no nos olvidamos de nuestros granjeros asociados, una parte importante del proceso productivo.

Pedimos que se reconozca el valor del producto que hacemos, su aportación a la alimentación saludable de millones de personas y su papel como generador de empleo, así como su contribución al Producto Interior Bruto de nuestro país y, en último término, su contribución al bienestar sostenible de la población.  

Queremos finalmente agradecer el apoyo que recibimos de todas las Administraciones Públicas, estatales, autonómicas y locales, entre ellas, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que nos permitimos personalizar en el Ministro, D. Luis Planas. Sabemos que las necesidades son infinitas y los recursos limitados, pero confiamos plenamente en contar con su apoyo de forma decidida. Buen ejemplo de ello fue la participación en la clausura de la Asamblea de D. Fernando Miranda, Secretario General de Agricultura y Alimentación y cuya asistencia agradecemos especialmente. AVIANZA. Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola.

En relación a las informaciones sobre “posibles desabastecimiento de pollo tras el verano”:

AVIANZA muestra su compromiso con los consumidores españoles y llama a la responsabilidad de todos los integrantes de la cadena alimentaria

Madrid, 22 de junio de 2022.- Desde Avianza, la Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola, que representa al 90% de la producción de carne de pollo, pavo y codorniz de nuestro país, consideramos necesario hacer un llamamiento a la responsabilidad de toda la cadena alimentaria para trasladar confianza a los consumidores españoles en un momento, de nuevo, de máxima tensión en el mercado.

Representamos la actividad de más de 5.000 granjas, 280 centros de producción, 120 mataderos, así como 65 empresas integradoras, lo que supone más de 40.000 profesionales vinculados al sector de forma directa e indirecta. Un sector que integra la actividad de granjeros, veterinarios, productores de materias primas, mataderos, centros de despiece y producción, empresas comercializadoras, logística, especialistas en genética, comercio exterior, sostenibilidad, innovación, etc.

Nuestra misión ha sido y es velar por la defensa de un sector prioritario en el ámbito agroganadero de nuestro país, donde la carne avícola es la más consumida en España, y que representó un volumen de más de 1,4 millones de toneladas de carne avícola producida en 2021.

Desde marzo de 2020, cuando comenzó la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID19 y sus consecuencias económicas y sociales, hemos sido uno de los sectores más castigados por el incremento de materias primas para la producción de piensos, de la energía, transporte, medidas adicionales de control sanitario, subida de insumos, guerra de Ucrania, huelga de transportes, etc.

Y en todo momento, nuestras empresas y profesionales han mantenido su actividad para asegurar el abastecimiento de carne avícola a los consumidores, incluso en los peores momentos del confinamiento. Somos, por tanto, un sector responsable, comprometido, que aboga por la cooperación constante, y esto lo hemos realizado a pesar de las grandes dificultades que han tenido tanto los mencionados profesionales como las empresas implicadas.

Por eso, como sector avícola hemos permanecido unidos para exigir tanto a administraciones públicas españolas, como europeas, así como al sector de la distribución, principal comercializador de nuestros productos, la adopción de medidas para corresponder a los grandes esfuerzos humanos y empresariales asumidos para mantener nuestra producción en todo momento.

Es necesario avanzar en la ponderación de las ayudas públicas a un sector que por su peso está infravalorado, con partidas que no se corresponden con nuestro volumen o importancia en la economía. Todo ello, dentro de un diálogo constructivo y a la vez firme con las administraciones.

También hemos pedido esa responsabilidad a los canales de distribución, con la revisión de acuerdos comerciales que se adaptaran a las nuevas coyunturas macroeconómicas, pues toda la cadena de producción, desde la genética a la crianza, pasando por la producción, procesado y comercialización de producto se encuentra exhausta tras más de dos años de esfuerzos continuados.

Algunos datos muestran la dimensión de una situación insostenible, pues la realidad y las cifras son alarmantes para todos los que forman parte de la cadena de producción.

  • Se ha pasado de un precio de 36.2 euros/MWh a 289.62 €/MWh según datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE). El coste de la energía es clave para las granjas, mataderos, centros de producción, logística y transporte, etc.
  • Si a esto le sumamos que los cereales se han incrementado pasamos de tener un coste medio del pienso de 300 euros/tonelada durante los últimos 5 años a estar en más de 500 euros/tonelada en 2022.
  • Asimismo, del coste de producción por kilo de pollo, un 70% va para el pienso. Estos costes lo han estado asumiendo las empresas de integración con toda responsabilidad para seguir llevando la carne de ave a la población. Por ejemplo, las integradoras llevan un incremento de costes de un 40% de costes desde enero de 2022 y solo se  les ha repercutido un 15,5 %.

Como decíamos, el sector avícola lo componen infinidad de actores más como la investigación genética, la crianza en granja, la producción o procesado, la comercialización, la mano de obra, el sector del plástico y cartonaje, la logística, etc. todas estas ramificaciones están en estado crítico.

Coincidimos, y así lo trasladamos a todos los agentes implicados en el sector, que se necesita el cumplimiento de la Ley de la Cadena, pero en tiempo real y de una forma justa y para que esto sea así necesitamos responsabilidad por parte de la distribución para realizar una retribución acorde al incremento de todas estas partidas.

Como decíamos, el sector avícola en su conjunto está exhausto, con todas las empresas asumiendo pérdidas críticas, pero de nuevo, como en ocasiones anteriores, la unión de todos nosotros, así como la defensa común de nuestros objetivos será clave para superarlo. Como interprofesional que representa a ese 90% del sector avícola, reafirmamos más que nunca nuestro compromiso para trabajar en ello.

Por tanto, y lo más importante, llamamos a la responsabilidad para no trasladar mensajes críticos como “posible desabastecimiento” a los consumidores, pues pueden generar aún más incertidumbre a una situación social y económica de por sí tensionada. Como asociación, representamos los intereses de todo el sector, y las empresas integradoras pertenecientes a esta interprofesional trasladan su compromiso a la sociedad para seguir llevando el producto necesario a sus hogares, mientras que reiteran su voluntad de seguir colaborando para, de forma unida, demandar soluciones y la ayuda necesaria para que nuestro sector avícola se vea correspondido con las ayudas y la corresponsabilidad necesaria del resto de la Cadena Alimentaria.

Madrid, 22 de junio de 2022.

Antonio Sánchez, presidente de Avianza / Jordi Montfort, Secretario General de Avianza.

La batalla por el buen sabor y los deliciosos platos que se elaboran está muy reñidos entre los tres, a pesar de que todos comparten virtudes y ganan la batalla de ser los más saludables de la gama de carnes del mercado. Aquí te ofrecemos las cinco razones para que la carne de ave te conquiste el corazón y, por supuesto, las ganas de cocinarlas:

  1. La carne de ave es fácil de digerir y muy económica. Estas carnes, sobre todo la de pollo, además de su versatilidad y de sus propiedades nutricionales, es una de las preferidas de los más pequeños. Un valor añadido a la hora de cocinar para los pequeños de la casa. 
  2. Las carnes de aves tienen como principal aporte de nutrientes las proteínas, ya que es una buena fuente de aminoácidos esenciales, aquellos que nuestro organismo no sintetiza y que deben consumirse para que sea una dieta sana. Una ración de 100 gramos puede presentar entre 110 y 215 calorías. Destaca por tratarse de una buena fuente de proteínas y ácidos grasos monoinsaturados.
  3. Con el gran número de proteínas que tiene la carne de ave, ayuda en la lucha contra la pérdida ósea y aporta a nuestro organismo una gran cantidad de fósforo, un mineral esencial que nutre a los dientes y huesos, así como a los riñones y el hígado.
  4. Es, precisamente, por los altos niveles proteicos por lo que aportan mucha energía. Además, el metabolismo quema calorías para que pueda manejar un peso saludable y un buen nivel de actividad. Es fácil de digerir y es bien tolerado por quienes sufren trastornos digestivos ya que su tejido conectivo es más fácil de desintegrar.
  5. La carne de ave ayuda al crecimiento y el desarrollo muscular. Por eso esta carne es muy recomendable para los más jóvenes. Y además, la facilidad de digestión de la carne de pollo se combina con su efecto saciante, lo que nos ayuda a no picar entre horas.

Por eso, siempre que quieras celebrar algo, cuenta con las carnes de ave para que tus platos y tu dieta sean saludables y apetecibles.