La asociación avícola Propollo lanza una iniciativa digital para unirse a la fiesta de los #pollolovers en todo el mundo, y que pretende incentivar el consumo de carne avícola de productores locales así como la actividad de establecimientos y servicios de delivery

¿Pollo frito al ajillo o al estilo americano? En el Día Mundial del Pollo Frito (6 de julio) los españoles tendrán una nueva oportunidad de festejar gastronómicamente una de las efemérides más importantes en el mundo anglosajón, donde Estados Unidos se lleva la palma, pues un 80% de los americanos reconoce consumirlo al menos una vez al mes.

En España se producen cada mes 92 millones de alitas, que llegan a nuestros platos en sus diferentes estilos y presentaciones, y de las que un 25% se degustan en nuestros restaurantes y bares (HORECA).

Este verano el desconfinamiento está marcando la vuelta a la normalidad y la salida a las calles, y desde la Asociación Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo / Propollo (propollo.es), que reúne a más del 95% del sector avícola en España, quieren invitar a festejar el #DíaMundialdelPolloFrito (diadelpollofrito.es) con amigos y familiares, adquiriendo producto español en sus establecimientos de restauración favoritos, en sus hogares a través de las opciones de delivery (envío a domicilio) o adquisición en canales de distribución como grandes superficies o pequeño comercio.

A la iniciativa se suma varios colaboradores, entre ellos Hosteleo, portal que agrupa a más de 15.000 establecimientos en España, a los que se quiere apoyar desde Propollo para impulsar el consumo de carne avícola en sus diferentes formas de preparación.

La iniciativa busca también conectar con los consumidores más jóvenes a través de las redes sociales y diferentes influencers gastronómicos y de estilo de vida, que se unen para compartir sus preferencias en cuanto al modo de preparación o condimentación, con una propuesta clara: #CelebraloConPollo.

Este Día Mundial del Pollo Frito es si cabe más rico en opciones en España, pues recorriendo la geografía nacional nos encontramos con varias propuestas: desde el típico “pollo frito al ajillo” o “alitas de pollo al ajillo”, preparados en cazuela o sartén con productos de la tierra y aceite de oliva virgen extra, al tradicional “pollo frito estilo casero” con patatas fritas.

Sin olvidar el “pollo frito estilo americano” o las “alitas al horno al estilo búfalo”, condimentados con pimentón dulce y que nos conectan con los orígenes anglosajones de este día internacional. Los platos propuestos para #CelebraloConPollo también incluyen opciones de alta gastronomía como el “pollo frito con corn flakes” o el “pollo frito estilo sureño”, con estragón, eneldo seco y especias “Old bay”.

Para Jordi Montfort, Secretario General de Propollo, “tras el parón de la demanda durante las semanas más duras del confinamiento, los consumidores están deseando volver poco a poco a la normalidad, donde las nuevas pautas sociales y de seguridad permiten seguir disfrutando de la gastronomía española en compañía de sus familiares y amigos. Este Día Mundial del Pollo Frito es una oportunidad más para hacer algo propio de nuestra cultura: celebrarlo con alimentos saludables producidos en nuestro propio país.

En conclusión, este año el Día Mundial del Pollo Frito será más social y familiar que nunca, y solo queda elegir la opción preferida. #CelebraloConPollo.

Mientras Europa concede ayudas para el almacenamiento privado al sector ovino, caprino o vacuno, solo el País Vasco ha adoptado medidas de apoyo al sector avícola en nuestro país

Aunque la demanda interior se ha desplomado y los productores españoles contamos con excedentes de stocks en nuestras granjas, se está incrementando las importaciones de pollo de países como Polonia o Italia, que han decidido una política de precios a pérdidas

MADRID, 27 de abril de 2020. Desde la Asociación Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (Propollo: www.propollo.es), hemos decidido realizar una declaración institucional ante lo que consideramos una situación insostenible, frente a la que si bien hemos reclamado soluciones que ya se está poniendo en marcha en otros sectores y países, sigue sin aplicarse en una actividad esencial como la producción avícola en España.

  • Desde el inicio de la crisis provocada por los efectos del COVID-19 en nuestro país y a nivel mundial, nos pusimos a disposición de las autoridades, administraciones públicas, asociaciones empresariales y agentes sociales para el análisis y adopción de medidas que contribuyeran a garantizar el abastecimiento de la población y la protección de los profesionales del sector.
  • Además, hemos buscado soluciones para minimizar los efectos que tendrá en un sector que puede enfrentarse a pérdidas por encima de los 600 millones de euros este año.
  • Tras nuestro comunicado el 8 de abril seguimos reclamando un diálogo constructivo, abierto, pero también soluciones concretas inmediatas, pues el tiempo es fundamental en un sector como el ganadero en general y el avícola en particular para evitar situaciones sin vuelta atrás.
  • Los precios de la carne avícola se está desplomando en origen, mientras que los costes de producción y logística se elevan de forma progresiva. Así, el pollo ha tenido una caída en picado en los precios de comercialización de distintos cortes:
    • Cuartos traseros grado A están por debajo de los 0,60 euros por kg, cuando su precio normal es de 0,90-1,10 euros kg.
    • La “canal europea” se encuentra por debajo de 1.50 € en el mercado, 39% menor a lo que se tenía antes de entrar en el confinamiento.
    • En el caso del pavo, el precio de la pechuga ha caído en 34% pasando de 4.70€ en la segunda semana de marzo a 3.0€ en la tercera semana de abril.
  • Mercados como Polonia o Italia están trasladando sus excedentes de producción a nuestro país, aún a costa de ser vendido con pérdidas, lo cual agrava más nuestro mercado, donde sólo debido a la caída del turismo y el canal HORECA hemos perdido un 25% de la demanda.
  • Polonia además tiene cerrado su mercado exterior por brotes de Influenza Aviar, por lo que cuenta aún con más excedentes.  
  • Esto se está trasladando a toda la cadena de valor, empezando por las granjas, ubicadas en zonas ya de por sí muy afectadas por su componente agrícola y ganadero, sin otras industrias de refuerzo.
  • Las aves que no tienen salida al mercado se están quedando sin sacrificar en las granjas, con el consiguiente engorde de las mismas, lo cual las inhabilita para su venta. Cada día cuenta, pues mensualmente se producen más de 46 millones de aves en nuestro país.
  • Los costes de sacrificio, transporte y procesado de las mismas, combinada con la falta de ventas, incrementa sus pérdidas y las hace inviables.
  • Desde el inicio hemos reclamado apoyos económicos para el almacenamiento en frío de esta producción, a fin de evitar esta situación en las granjas y adecuar de forma progresiva nuestra producción a la situación actual, minimizando así las pérdidas.
  • En Europa se están adoptando medidas de apoyo para el almacenamiento en frío para el sector lácteo y para el sector cárnico (ovino, caprino y vacuno), pero no el avícola.
  • Este hecho ha sido denunciado desde las asociaciones AVEC y ELPHA en carta remitida al Comisario Europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, y al Comisario de Comercio, Phil Hogan, con fecha 21 de abril. En Europa se importan cada año más de 850.000 toneladas de carne avícola de países fuera de la UE, principalmente Brasil, Tailandia o Ucrania, y estas importaciones continúan a pesar de que la caída de la demanda en la zona euro representa entre un 20% y un 40%, según el país.
  • España importa cada año además 234.000 toneladas de pollo de otros países (tanto de países europeos como de terceros países), acuerdos que se están mantenimiento a pesar de la caída de la demanda interior.
  • En España solo el País Vasco a trasladado estas ayudas a sus empresas locales, incluyendo además al sector avícola. Estas ayudas están recogidas en el Boletín Oficial del País Vasco, con fecha 20 de abril de 2020, referente a la orden de 8 de abril de 2020, de la Consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras.
  • Desde Propollo hemos solicitado al Ministro de agricultura, D. Luis Planas Puchades la imperiosa necesidad de trasladar a la Comisión Europea la adopción inmediata de medidas de apoyo para el sector avícola; como ya se ha hecho con otros sectores, y más cuando el consumo avícola representa el 24% nacional en producción y la mayor carne consumida entre los españoles.
  • Como recogemos en nuestra comunicación al Ministerio, “toda la cadena avícola está en grave riesgo de colapsar de mantenerse esta situación, por lo que el conjunto de empresas que aquí quedan representadas solicita nuevamente su apoyo con las siguientes medidas:
    • Ayudas económicas para el congelado y almacenamiento en frío de productos avícolas.
    • Solicitar a la Comisión Europea tome medidas sobre la importación de carne avícola de terceros países
    • Apoyo al mantenimiento de las estirpes reproductoras, vitales para el funcionamiento del sector una vez terminada la crisis.”

Propollo reúne a más de 65 empresas, con más de 5.000 granjas y centros de producción, 281 salas de despiece y procesamiento, y da empleo directo a más de 40.000 profesionales, representando al 90% del sector.

La producción planificada para responder a la Semana Santa o el turismo internacional en verano se enfrenta a pérdidas que podrían superar los 600 millones de euros

Propollo, que representanta el 90% del sector avícola, solicita el apoyo financiero y fiscal a las administraciones públicas nacionales y europeas para el almacenamiento en frío, así como para incentivar las ventas en el mercado nacional e internacional

MADRID, 8 de abril de 2020. La Asociación Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (Propollo), ha realizado un llamamiento al Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, así como a la Comisión Europea, para dar respuesta a la crisis de producción y empleo que está afectando ya al sector avícola ante la nula actividad del sector HORECA en Semana Santa, y las previsiones de turismo internacional y local para el verano ante la emergencia por COVID-19.

Tras la respuesta ejemplar del sector avícola a la sociedad durante las dos primeras semanas de confinamiento en marzo, cuando tuvo que incrementar hasta un 25% la salida de producción hacia el canal de distribución (grandes y medianas superficies, hipermercados y minoristas), con los sobrecostes logísticos y de personal que esto significa, los avicultores vieron estancadas las ventas a partir del día 27 del mismo mes, hasta los niveles habituales en retail, y sin actividad en HORECA.

La ausencia de turismo internacional en Semana Santa (más de 7,1 millones de visitantes en abril de 2019), y las previsiones de verano, cuando se concentra un 63% de gasto equivalente a 54.000 millones € por más de 64 millones de visitantes, generará un descenso de demanda de carne de ave también en el canal retail.

Se estima que el consumo de pollo entre los turistas internacionales oscila entre 16 y 41 millones de kilos, para un consumo medio de 200g/estancia o de 500g/estancia. Por comunidades autónomas, las mayores caídas de consumo de pollo se prevén en Cataluña (17,54%), Comunidad de Andalucía (16,03%) y Madrid (14%), según análisis de Propollo. 

La producción total de aves (pollo) cada mes está en torno a los 46 millones de ejemplares, de los que un 25% se derivan al canal HORECA. El desplome de la demanda de este canal tiene un efecto especial en el apartado de pollos asados. Según cifras del año anterior, solo la demanda de pollos asados representó un 65% de las ventas en verano de 2019, muy ligado a grandes eventos y turismo en la costa.

Las pérdidas derivadas de la caída de la demanda podrían suponer hasta 600 millones de euros para el sector avícola. Sus efectos se notan ya en las compañías, de las que muchas de ellas son pymes y empresas familiares

Con el objetivo de paliar estos efectos, desde Propollo se solicitan las siguientes medidas:

  • Líneas de subvención para incentivo de almacenamiento en frío (congelado), dado el alto impacto que tendría en los precios de producción, para así no perder el producto procesado.  
  • Apoyo para mantener poblaciones parentales, que se verán mermadas si no se posibilita su crianza como medida de protección.
  • Incorporación de la carne de ave al programa sectorial del ICEX para campañas de apoyo a la exportación, pues es de los pocos sectores no considerados.
  • Reducción de impuestos que gravan la actividad de los ganaderos y de los industriales del sector de carne avícola, en consonancia con su papel como sector esencial para abastecer de productos alimentarios a la población.

Para Antonio Sánchez, Presidente de Propollo:

Nos encontramos ante una situación crítica para el sector ganadero y agroalimentario en general, pero con una incidencia especial en el sector de carne avícola, que representa un 23% de la producción nacional.”

“La incidencia de la caída del turismo en productos como los pollos asados tienen un impacto catastrófico en productores y granjas, especialmente vulnerables por su perfil familiar y rural en muchos casos.”

“Desde Propollo reclamamos a las administraciones públicas un plan de acción inmediato, pues las consecuencias para el empleo y el tejido empresarial están ya aquí, y como sector esencial para el abastecimiento de productos de primera necesidad de los consumidores españoles estamos asumiendo un compromiso ejemplar para responder a esta demanda, incurriendo en costes extraordinarios, para el que necesitamos apoyo inmediato”.

Madrid concentró en dos días (10 y 11 de marzo) una demanda de más de 410 toneladas, mientras que Cataluña y Andalucía crecieron por encima del 10% en su primera semana de confinamiento

MADRID, 2 de abril de 2020. La Asociación Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (Propollo: www.propollo.es), que reúne a más de 65 empresas asociadas en toda España, ha analizado la evolución de la demanda de pollo, pavo y otras aves en el canal de distribución durante las primeras semanas de marzo, primer mes de incidencia del coronavirus en nuestro país.

Según los datos de sus asociados, desde el inicio del cierre de colegios y centros educativos primero en Madrid (11 de marzo), y hasta el día 27 de marzo, se ha incrementado a nivel nacional un 25% la venta de este tipo de carne en los canales de distribución (grandes y medianas superficies, hipermercados, y minoristas) con respecto al volumen habitual previo, que estaba en torno a las 24.000 tm semanales.

En total se han puesto en los supermercados más de 6.000 toneladas extra en la semana del 9 al 15 de marzo, por 3.600tm en la semana  del 16 al 22 de este mes, y se ha normalizado de nuevo en la semana 23 al 29 de marzo. Esto supone incrementos del 25% y el 15%, respectivamente en las dos primeras semanas. Por otro lado, el pavo también vio incrementos en la demanda de la distribución sin que afectara al ritmo de producción normal.

El incremento generalizado de la demanda en la distribución estuvo acompañada de una drástica reducción del canal HORECA (Hostelería, Restauración y Cafeterías) a cero, por lo que los puntos de venta directo a los consumidores han absorbido esta producción, a la que se ha respondido con normalidad desde el sector.

En total, Propollo reúne a más de 65 empresas, con más de 5.000 granjas y centros de producción, 281 salas de despiece y procesamiento, y da empleo directo a más de 40.000 profesionales, representando al 90% del sector.

Madrid y Cataluña a la cabeza en consumo  

Por comunidades autónomas, Madrid, la primera en adoptar medidas de cierre de centros escolares, registró una demanda de más de 410 Tm solo en los días 10 y 11 de marzo, lo que supone un incremento del 15%, que ha subido hasta la media nacional del 25% en el periodo analizado. En la primera semana de confinamiento general, Cataluña registró un pico de demanda con un 13.8% (470 Tm); mientras que en Andalucía fue del 10% (520 Tm). Estas dos comunidades son las que más carne de ave consume.

Para Jordi Montfort, Secretario General de Propollo y portavoz de la Asociación, “el sector mantiene en activo todos sus centros de producción y en estos momentos está comprometido con la salud de los trabajadores para continuar con el abastecimiento normal del mercado, donde se espera una estabilización de la curva de demanda para el mes de abril. El equipo directivo está en permanente contacto con las Administraciones Públicas y Sanitarias para informar al sector de los diferentes cambios en las directrices, siendo una de las industrias con mayores exigencias y estándares en materia de bioseguridad para todo el personal.

Recomendaciones de consumidores

Desde Propollo se agradece a los profesionales y empresas productoras, así como toda la cadena de distribución, su implicación y compromiso en estos momentos. Y se realizan algunas recomendaciones para los consumidores:

  • Respetar el confinamiento y realizar el menor número de desplazamientos al exterior.
  • Optar por la compra a domicilio a través de empresas de referencia en la medida que sea posible.
  • No acumular innecesariamente sobre stock de alimentos, aunque sí realizar una compra planificada en función de las condiciones de conservación que dispongan en su hogar para evitar desplazamientos innecesarios.
  • Seguir unas normas básicas de higiene y desinfección de manos y superficies, así como zonas de manipulación de alimentos en la cocina para evitar contaminación cruzada (alimentos cocidos/alimentos crudos).
  • Cocinar los alimentos y respetar sus tiempos de conservación una vez cocinados.