Entradas

La Sostenibilidad es uno de los pilares sobre los que se asienta el desarrollo de la industria cárnica actual, y su peso será aún mayor para los próximos años, junto a la transición energética o la innovación. Para demostrar los esfuerzos del sector ganadero europeo en este sentido, desde Avianza participamos en la iniciativa impulsada por la Plataforma “European Livestock Voice, que en España tiene su adaptación en Somos Ganadería.

Parte de nuestros esfuerzos van encaminados a exponer de forma efectiva las claves que pueden permitir desarrollar e implementar en Europa una estrategia eficaz “de la Granja a la Mesa”. Un desafío para el que nos hemos unido varias interprofesionales, dentro del marco de actuación de la Unión Europea.

Nuestra última acción ha sido la presentación del vídeo «Las 9 paradojas de la granja a la mesa», donde destacamos que, a pesar de las buenas intenciones, “la estrategia de la granja a la mesa no tiene en consideración la situación real y los desafíos del sector ganadero“. Nuestro deseo es participar activamente en el gran proceso de transición ecológica en marcha, pero mostrando a través de estos contenidos que la respuesta requiere de un análisis completo, transparente y cercano a la realidad.

Estas 9 paradojas reflejan los conceptos erróneos y prejuicios que sufre el sector ganadero, y que hacen referencia a temas como el medio ambiente, la salud o la economía. Nuestro reto es destapar las inexactitudes que muchas veces se propagan sin base científica alguna, y aportar información veraz en temas como:
• El valor nutricional de la carne
• La coherencia del uso de la tierra para la actividad ganadera.
• La sostenibilidad medioambiental de la cadena ganadera europea
• El impacto económico del sector
• La protección del bienestar animal
• El uso de fertilizantes
• Empleo en zonas rurales
• El patrimonio gastronómico y cultural de los productos de origen animal
• La seguridad y disponibilidad de nuestros productos alimenticios

El tejido municipal de España ha jugado un papel crucial  en el desarrollo de la cadena ganadero-cárnica. Sus tierras han servido para alimentar y criar a los animales, sus vecinos han trabajado con esfuerzo en el proceso desde la granja a la mesa de los consumidores, y los ayuntamientos han dado las facilidades necesarias para que estas iniciativas prosperen. Este trabajo institucional y ciudadano, unido al de las empresas del sector, ha permitido que la cadena ganadero-cárnica sea, desde hace varias décadas, el principal motor económico y agente vertebrador de la España Rural.

En este sentido, como agradecimiento al constante apoyo brindado, las seis organizaciones interprofesionales de la carne (ASICI, Avianza, Intercun, Interovic, Interporc y Provacuno), han lanzado la “Red municipal ganadero-cárnica”, una plataforma que pretende rendir homenaje a todos esos municipios de España en los que la carne se ha convertido en un sello de identidad propio. Con este gesto, las interprofesionales cárnicas quieren devolver el afecto recibido a lo largo de los años por el conjunto de los ciudadanos y corporaciones municipales y poner en valor su aportación al desarrollo del sector cárnico y a la economía en general. 

Además de rendir este homenaje, la “Red municipal ganadero-cárnica” nace con la vocación de convertirse en una plataforma de diálogo entre el sector privado y el público a nivel municipal, por lo que la Red aspira a fortalecer las alianzas con aquellos municipios con actividad ganadero-cárnica que quieran contribuir al reconocimiento de la cadena como palanca de desarrollo. La red será representativa de la diversidad social, geográfica, política y cultural de nuestro país.

Cómo formar parte de la Red

Las organizaciones interprofesionales están actualmente en contacto con decenas de ayuntamientos por toda la geografía española, con el fin de que se integren, proceso que ya ha comenzado y que se concretará en las próximas semanas. No obstante, cualquier municipio donde el sector ganadero-cárnico tenga actividad puede formar parte de la red, a través de la aprobación de una declaración institucional del pleno de los ayuntamientos. Los municipios interesados encontrarán toda la información necesaria en la página web redganaderocarnica.es.

Desarrollo de las zonas rurales

La “Red municipal ganadero-cárnica” buscará poner en valor la relación simbiótica existente entre este sector socio-económico y los ayuntamientos de las regiones en que opera. Hay que tener en cuenta que la actividad ganadero-cárnica juega una papel fundamental a la hora de fijar población en muchas localidades, reduciendo así la brecha territorial del país y el progresivo proceso de despoblación de zonas rurales.  La gran diversidad ganadera que existe y las propias condiciones de la cadena, que facilita que mucha población se establezca cerca de las granjas y negocios, ha permitido que las zonas con presencia ganadero-cárnica resistan mucho mejor el desafío, en muchos casos hasta revertir el proceso.

La variedad de especies y formas ganaderas también permite conservar y aprovechar muchos de los paisajes de la España Rural. Las zonas de montaña acogen una buena parte del vacuno, los terrenos improductivos y de alto interés ecológico son pastoreados por el ganado ovino y caprino, el porcino ibérico forma parte del paisaje de la dehesa, las granjas cunícolas se asientan en núcleos de menos de 2.000 habitantes y el porcino de capa blanca representa a uno de los sectores de mayor rentabilidad económica en localidades de menos de 5.000 habitantes.

El sector agroalimentario, y el subsector cárnico en particular, también es una oportunidad para desarrollar iniciativas industriales asociadas en estas zonas donde se genera empleo y se diversifica la actividad económica. En el caso de la industria cárnica, que es la rama líder dentro de la alimentación en España, la actividad industrial está conformada por 2.750 empresas entre las que abundan las de pequeño y mediano tamaño. Estas empresas se localizan preferentemente en zonas rurales con las mismas dificultades de territorio sobre el que se asienta la ganadería.

Generador de oportunidades

La cadena ganadero-cárnica aportó 42.000 millones de euros al PIB nacional en 2019, (15.172,6 millones de producción ganadera y 26.822 millones de euros de la industria cárnica), lo que representa el 22,6% de todo el sector alimentario. El subsector cárnico-ganadero alcanzó en 2019 el 28,8% de la Producción Final Agraria y el 77,4% de la Producción Final generada por todo el sector animal según el MAPA.

En lo que respecta al empleo, las granjas ganaderas, la industria cárnica y todo el sistema de distribución y venta generan 672.000 empleos directos. El total se reparte entre el medio millón de personas dedicadas a la ganadería, los 97.000 trabajadores de las industrias cárnicas y las 75.000 personas empleadas en el comercio minorista. En total se calcula que unos dos millones de personas viven de la cadena ganadero-cárnica en nuestro país, incluyendo la producción agrícola para el ganado, y los sectores de los profesionales veterinarios, piensos, sanidad animal, logística y transporte e industrias auxiliares.

En cuanto a las exportaciones, el volumen en 2019 alcanzó los 7.555 millones de euros, lo que equivale a toda la industria de madera y corcho española, con un crecimiento del 26% en facturación exterior y un 15,1% en volumen con respecto a las cifras del año anterior. Estas cifras tienen una especial relevancia estratégica en un momento donde el comercio internacional está sufriendo un fuerte retroceso y donde la cadena ganadero-cárnica se ha erigido como una garantía para mantener el balance positivo de la balanza de pagos.

El comercio de carnes tiene un fuerte componente anticíclico y resiliente, pues en el mes de abril de 2020, en pleno confinamiento, mientras que la tasa de variación interanual de nuestras exportaciones para todos los sectores económicos caía el 39,3%, el de las carnes aumentó el 13% por un valor de 635 millones de euros.

Fuente: Nota de prensa Red Municipal Ganadero-Cárnica.

El sector cárnico en España, entre ellos la industria avícola, impulsará un proyecto de 3.500 millones para acelerar la economía verde y digital en nuestro país, dentro del marco de los fondos Next Generation de la Unión Europea.

AVIANZA se ha sumado junto a otras interprofesionales como Interporc, Asici, Interovic, Provacuno e Intercun para conformar un grupo de trabajo que representa a más de 21 industrias. El equipo está formado por asociaciones y empresas, y se ha elegido como presidente de su comité ejecutivo a Manuel García, de Vall Companys.

En la iniciativa también participan dos importantes socios tecnológicos: Hispasat y Telefónica, cuyo reto es dotar de infraestructuras y soluciones tecnológicas para acelerar la digitalización y la innovación en los centros de producción y el resto de la cadena de valor de las industrias cárnicas españolas. Los fondos Next Generation son una oportunidad para impulsar su transformación, bajo los principios de Sostenibilidad, nuevas formas de trabajo, inter-conectividad de diferentes áreas de actividad, etc.

Por parte del sector avícola, este grupo cuenta con socios de Avianza como Grupo Vall Companys, Grupo Uvesa o Coren, entre otros.

El objetivo de este proyecto es que el 50 % de la financiación provenga de fondos privados, mientras que el otro 50% sean aportados por los fondos europeos “Next Generation”, para lo que tendrán que ser aprobados primero por parte del Gobierno, para posteriormente pasar por el análisis y aceptación de la UE.

Estos son algunos de los principales compromisos recogidos por este proyecto:

  • En materia de sostenibilidad, el dossier elaborado recoge la intención de adherirse al Pacto Verde Europeo, reducir en un 25 % los plásticos de un sólo uso y potenciar el suministro de energía de fuentes renovables, hasta alcanzar el 70 % en tres años.
  • La lucha contra el cambio climático figura también en esta iniciativa, pues para reducir la huella de carbono propone disminuir las emisiones en un 15 % para el sector ganadero, y en un 30 % para la industria cárnica.
  • En digitalización, tanto los ganaderos como la industria plantean utilizar la tecnología “Blockchain”, hasta alcanzar el 50% de las exportaciones, que el 10 % de las empresas tenga desarrollado un canal de venta “online” y que haya un impulso a la robotización.
  • El proyecto refleja, asimismo, acciones relativas a la igualdad de oportunidades para alcanzar el 50 % de empleo femenino en todos los eslabones de la cadena.
  • Y también otras referentes al bienestar animal, para extender durante 2021 la implantación del certificado Compromiso Bienestar Animal.

Desde Avianza consideramos este proyecto como una iniciativa pionera para nuestra industria avícola, y confiamos en la aprobación de los fondos Next Generation para su posterior aplicación durante los próximos tres años. Nuestra misión es contribuir a la sostenibilidad medioambiental, económica y social de nuestro sector avícola, y apoyar a nuestros socios en un momento trascendental para asegurar su viabilidad ante los graves efectos de esta pandemia sobre la economía.